El proceso dentro de
G&L consiste básicamente en manufactura y ensamble de gabinetes metálicos de distintas dimensiones y características, donde se utilizan como materiales productivos lámina de acero, piezas metálicas como tornillería, bisagras y pintura en algunos casos.

 

El material (lamina) llega al inicio del proceso, donde de acuerdo al programa de producción es cortado según las necesidades en alguno de los dos equipos destinados para ello, los cuales son una cortadora de cuchilla y una de láser.

Una vez que se realizan los cortes, las piezas pasan al área de Punzonado para la elaboración de las perforaciones necesarias.

Posteriormente pasan a la sección de soldadura de punto, donde son soldados los cuerpos o bien van a la sección de prensas, donde se coloca la tortillería requerida.
 

Las piezas cortadas y perforadas pasan a los equipos dobladores, donde se les da la forma requerida para la formación de los cuerpos y puertas de los gabinetes.

Con las características descritas, las piezas pasan a lavado, donde se les aplica una solución ácida para la eliminación del polvo y del óxido, quedando listas para entrar al área de pintura, misma que se divide en aplicación de pintura en polvo y horneado.

Finalmente llegan las piezas ya pintadas a la sección de ensamble final, donde se arman los gabinetes y se empacan para ser enviados al cliente.